12 mayo 2016

El blog de Schrödinger

Imagino que a pocos de los lectores tendré que explicar el título de esta entrada, pero para los que quieran darle un repaso al concepto: gato de Schrödinger. El caso es que este blog está a la vez vivo y muerto y había que abrir la caja de una vez. Siempre he sido más de perros que de gatos...

Imagen de Jelene Morris

El ritmo de publicación está parado del todo y ya no encuentro cosas que publicar en él. Sin embargo, publico en muchos otros sitios (ver columna lateral del blog) con frecuencia de entre nula y media, por no hablar de las redes sociales y foros donde de tanto en tanto me da por aparecer. Todo lo que escribo en otros lugares son cosas que en un momento dado podrían haber aparecido en este blog. Quizá un experto en marca personal, un concepto que no me acaba de gustar, me diría que debo mantener este blog como espacio centralizado donde rebotar lo que publique en otras partes para darle más visibilidad; como si no tuviéseis ya suficiente spam en vuestras vidas.

No, este espacio de escritura se va a cerrar pero teniendo en cuenta que su trabajo está de todas formas abierto en múltiples sitios. Si la actividad que en su momento desarrollaba aquí os interesa, mi perfil de G+ es el mejor lugar para seguirla porque desde ahí iré derivando a otros lugares donde desarrolle trabajo rolero. Si no estáis en G+, lo dicho, echad un ojo a la columna lateral.

Tras pensar mucho en qué hacer con el contenido, creo que voy a borrar un montón de posts que sólo señalaban la celebración de jornadas o mi aparición en tal o cual sitio, que ya no interesan a nadie. Dejaré sobre todo los artículos de opinión y sobre todo materiales que crea que pueden interesar a la concurrencia que se pase por aquí. Será un proceso progresivo que deje este sitio más limpio y útil para ser usado como punto de lectura.

Me gustaría decir que ha sido un verdadero placer escribir aquí y ser leído por vosotros, pero lo cierto es que estaría usando un verbo en pasado que no procede. Insisto: desaparece el espacio, no el contenido pasado ni futuro, que se seguirá hilando en otros sitios.

22 marzo 2016

Los perros mayores sí aprenden trucos nuevos.

Debéis de perdonar que abandone el tema principal de este blog por este post para tratar un asunto nada relacionado con él, pero que para mí se ha vuelto importante.



Mi familia y yo hemos adoptado un perro, una hembra de 9 años. Actualmente hay miles de perros esperando adopción en protectoras de toda España y se abandonan cien mil perros cada año. Lo voy a decir otra vez: cien mil. Bajo esta circunstancia, acudir a tiendas de animales o criaderos para tener un animal de compañía nos hubiera parecido un absurdo.

Pero el motivo de esta entrada va más allá de comentar la incorporación de Tesla a la familia. Quería comentar algunos argumentos sobre la adopción de perros, sobre todo para resistirse a ella, que he escuchado a lo largo de los años.

  • "Prefiero un cachorro para educarle a mi manera". Salvo que tengas un título de adiestrador, experiencia o el sentido común de dejarte asesorar por alguien que sepa de verdad, educar a un perro es una tarea más complicada de lo que parece, sobre todo si es un cachorro. Tienes mucha tarea por delante. Un perro adulto aprende más rápido y puede cambiar de hábitos. Sobre todo si es tu primer perro, te recomiendo que no sea un cachorro.
  • "Los cachorros dan menos problemas que un perro grande". ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! No. Dan problemas distintos y los adultos no están exentos de ellos, pero los cachorros dan más.
  • "Es difícil encontrar la raza que yo quiero en una protectora y yo quiero un pura raza porque me gusta su aspecto físico". No tengas perro, por favor.
  • "Quiero un pura raza porque quiero un tipo de personalidad concreta." Este es un error basado en pensar que sólo determinadas razas tienen determinadas personalidades, como si los perros normales no tuvieran ninguna o como si todos los perros "de raza" tuvieran. Si adoptas en una protectora, precisamente te podrán hablar de la personalidad de cada perro, sobre todo si es mayor. La personalidad futura de un cachorro es más difícil de predecir.
  • "Prefiero un cachorro porque tengo niños". Un cachorro necesita que le dediques más tiempo que un perro adulto. Los hijos quitan mucho tiempo. Valora la edad de tus hijos, lo responsables que son y el tiempo que tienes antes que nada. 

También hay una serie de argumentos para, específicamente, no adoptar perros pasada cierta edad. Unido a que a partir de 7-8 años de edad su adopción es muy complicada, adoptar a un perro así es hacerle un favor especialmente grande.

  • "Los perros mayores están enfermos o van a estarlo muy pronto". Desde luego, esto es posible, pero depende de los casos. En la protectora de animales te pueden dar algunas indicaciones y puedes ir a preguntar primero a un veterinario de confianza. Pero no siempre es así; mi perra tiene nueve años y corre y salta más que tú. Sí, más que tú también, la corredora de maratón que levanta la mano en la tercera fila. A mi anterior perro le detectaron cataratas en ambos ojos a los 9 años de edad. Murió casi con doce y sólo era tuerto, se movía con normalidad. En todo caso, ¿sabes qué? Un cachorro también tiene que ir un montón de veces al veterinario y de todas formas también se hará mayor. Si lo que quieres es tener un perro que toda la vida tenga entre 2 y 6 años... tendrás que esperar a que la ingeniería genética los invente.
  • "Los perros mayores viven poco, se van a morir pronto." De nuevo, depende de cada perro y de lo que entiendas por "pronto". Todos los perros tienen una vida más corta de lo que querríamos. Cuando pierdas a tu perro lo vas a pasar mal, viva más o menos. Piensa que adoptando un perro mayor le has dado la oportunidad de vivir más y mejor la segunda mitad de su vida.
  • "Los perros viejos tienen manías." No todos; en mi experiencia, cuando tienen, son pocas y poco importantes. Igual que tú, que yo, que cualquiera. De nuevo, si las tiene, es más fácil que las conozcan en la protectora si el perro es mayor. Por ejemplo, si ladra mucho, si se lleva bien con otros perros, si le gustan los niños... Entre las "manías" que he notado a muchos perros mayores están el ser más tranquilos, conocer mejor las normas de una casa (si fueron abandonados tras pasar por una), no quitar la comida de las manos a lo bruto, necesitar paseos más cortos (aunque más frecuentes)...Y, en cualquier caso, los perros mayores sí aprenden a comportarse y a perder manías.
  •  "Los habrán abandonado por algo, algún problema tendrán". La mayor parte de las veces, ellos no son el problema. Los dueños de mi perra se divorciaron. De los otros perros que consideramos, los motivos fueron cambios de residencia, fallecimiento del dueño... En la mayoría de los casos no se sabe, pero cuando se encuentra un animal solo, asustado y muchas veces con signos de haber sido maltratado o atropellado, creo que el principal problema no era suyo, ¿verdad?, sino que los homínidos que lo pusieron en esa situación llegaron tarde a la fila cuando mamá evolución repartía lóbulos cerebrales prefrontales.
En resumen, os recomiendo valorar elegir un perro mayor si vais a adoptar. Sobre todo si es vuestro primer perro, sobre todo si queréis traquilidad, sobre todo si queréis hacerlo para ayudar a los que más y por motivos más injustos lo necesitan.

En las protectoras de animales serias quieren que los perros encuentren dueños adecuados para ambas partes. En las tiendas quieren que compres un perro. La protectora que rescató a mi perra es El Refugio. Si quieres adoptar, busca una cercana a tu casa, seguro que la hay. Cien mil perros, recuerda.

21 marzo 2016

Desmontando a Cthulhu


En los dos últimos años he estado trabajando en una serie de ideas sobre  Cthulhu, la simpática criatura lovecraftniana que hemos estado viendo hasta en la sopa desde que expiraron sus derechos. No me quejo, es uno de mis tipos favoritos.

Precisamente porque lo es, lo estoy llevando en mi mesa de juego más veterana (por desgracia, también la que menos a menudo tengo oportunidad de reunir) en una dirección distinta de la clásica. ¿El problema? Este monstruo es un imaginario que está por encima de todos nosotros. No puedes cambiarlo tanto que sea irreconocible, ponerle de nombre "Cthulhu" y esperar que se obre el milagro. Puedes cambiar su aspecto tanto como quieras, pero hay piezas de su ser sin las cuales la criatura no funciona porque no es ella. Estas son las que he elegido y con las que estamos jugando. Se agradecen opiniones.

  • Cthulhu no nos habla y no entenderíamos su idioma; Cthulhu sueña con nosotros para hacernos llegar su mensaje.
  • No importa su forma, no tiene una concreta; lo que importa es la materia de la que está hecho, que ha de ser extraña a nosotros y sin embargo, no es etérea.
  • No es lo que piensa. No importa cómo de crueles o complejos sean sus planes; es cómo piensa. Sus ideas son incomprensibles para nosotros, del todo alienígenas.
  • Vino de fuera de "nuestro mundo". Por tal podemos referirnos a nuestro planeta, a nuestro orden biológico, a nuestra dimensión... "Fuera" en un sentido amplio.

29 febrero 2016

Carrusel bloguero de febrero: jugar a rol online.

Cinco meses ha durado esta reactivación del Carrusel Bloguero y tengo la misma sensación que Eban, el anfitrión de este mes: la de estar dando una última patada al caballo a ver si está vivo o muerto. ¡Que no se diga que no lo intentamos!

Este mes, nuestro anfitrión ha escogido un tema que ambos conocemos bien, jugar al rol online. Dado que él ha hecho una estupenda relación de métodos, yo voy a centrarme en una herramienta online que uso durante las sesiones: el diario de grupo.

Es algo que he usado un par de veces y tiene buena acogida. Es bien sencillo y seguro que otros lo hacéis también, pero merece la pena repasarlo por si aporta ideas a algún grupo de juego.

Abrimos un documento compartido online que podamos editar desde el PC, la tablet o el móvil (google docs). En ese documento el director de juego va escribiendo algunos hitos de la partida, como nombres de lugares, sucesos que han ocurrido, etc. Los jugadores y jugadoras también tienen acceso al documento de tal manera que pueden realizar aportaciones tanto durante la partida como después. Adicionalmente, podemos incluir una tabla para hacer un listado de pnjs con nombres y profesiones.

Hasta aquí imagino que no habrá nada que no hayáis pensado antes pero veamos qué logramos con el diario además de lo más obvio:

- La memoria de los pjs es mejor que la de los jugadores: lo que para un grupo de personajes puede ser una noche de sueño, para los jugadores puede ser el tiempo entre dos sesiones de juego, una semana con mucha suerte. Mantener este diario es una forma justa de recrear la memoria del grupo. Para ser más justos y realistas es importante que los directores de juego no corrijan los errores que se escriban en el diario; ¡la memoria también guarda errores!

- Incorporar ayudas de juego a posteriori: imagina que los jugadores piden al director o directora de juego una lista de los asistentes a una cena. Quizá no esté preparada esa lista porque no iba a ser relevante pero ahora que lo es, tendrás que decirle a los jugadores que OK, la tienen pero ya se la darás en la sesión siguiente. En lugar de eso, al terminar la sesión de juego o al día siguiente la subes al diario y avisas a todos de que la pueden consultar hasta que llegue la siguiente sesión. Lo mismo con artículos de periódico, fragmentos de libros, etc.

- Permitir jugar a los ausentes: hay ocasiones en las que un jugador no puede asistir ni siquiera a través de hangout, pero si tiene acceso al diario las horas previas o posteriores a la partida podría hacer aportaciones a lo ocurrido o sugerir vías de acción. En el caso de gdocs hay un chat interno que podría usar para mandar mensajes breves desde el autobús en el que está viajando, la boda de su cuñada u otra situación similar.

- Enlaces a material externo: es frecuente que usemos vídeos o audios externos para ambientar o poner ejemplos durante la partida. Hoy día se pueden enviar con facilidad por whatsapp, pero este es un medio que da problemas si se quiere volver a usar el enlace, tanto para encontrarlo haciendo scroll arriba como para organizarlo. En un documento de texto online esto es una ventaja.


- Enlazar con otras aventuras: un documento online como este puede tener un tamaño grande y servir para enlazar aventuras, de tal manera que sirva para seguir el progreso de un grupo de aventureros mucho tiempo, permitiendo más realismo, en especial en un sandbox. Por ejemplo, los jugadores pueden explorar el texto en fechas del año pasado para encontrar pnjs que les sirvieron de ayuda entonces. También lugares que sirvan de refugio. Los directores de juego pueden dejar pistas en el diario que sólo servirán en aventuras posteriores. Incluso, al ser editables los textos del pasado, puede servir para hacer flashbacks y otros recursos narrativos especiales.

- Distintos grados de autoridad: aprovechando que se puede invitar a los jugadores a ser sólo lectores, colaboradores o propietarios del texto, el grado de control sobre esa memoria colectiva puede variar según los intereses de cada aventura. O de cada tipo de juego, dependiendo de cómo esté repartida la autoridad narrativa. Incluso, puedes negar a algunos jugadores el acceso temporal a estos datos en base a sucesos del juego, como estar encerrados sin sus notas, sin acceso a internet o habiendo sufrido una amnesia.

22 febrero 2016

Geocaching como herramienta de difusión local.

El geocaching, una afición que me presentaron hace unos tres o cuatro años y que practico cada poco tiempo, solo o en familia, es un juego o deporte (según a quién le preguntes) que consiste en esconder caches o "tesoros" en cualquier lugar, anunciando después su localización GPS en una página web, incluyendo a menudo algunas pistas. Estos tesoros son después encontrados por otras personas que siguen las pistas que has dejado. En el contenedor se suelen incluir un bloc o papel para dejar tu firma y un mensaje como prueba de haberlo encontrado y a menudo una serie de objetos de pequeño valor a modo de recuerdos que te puedes llevar mientras los sustituyas por objetos de valor similar. También puedes dejar objetos sin llevarte nada a cambio. Lo bonito del asunto es cuando un objeto empieza por ejemplo en Segovia y a base de pasar de contenedor en contenedor acaba en Rjukan, Noruega.


Alrededor del municipio donde resido hay como una veintena de puntos de geocaching que son visitados habitualmente por turistas pero también por personas de la propia zona. Dado que estamos intentando hacer crecer el club de juegos de mesa y rol del pueblo, he pensado en empezar a dejar en los contenedores más grandes juegos de rol. Se trataría principalmente de juegos impresos y grapados que desde el primer momento se concibieron por sus autores para ese formato, a menudo para fomentar el acceso gratuito o muy barato al rol de nuevos jugadores. Hablo de obras como
Sketchthulhu, Historias de Darakkia, Atlantis 2213, La Puerta de Edison o
London Calling. También tengo intención de dejar de vez en cuando algún juego de mesa o de sociedad sencillo (y que se pueda imprimir a un pequeño tamaño) como Espinas, El club de los martes o Zombie in my pocket.


Pienso dejar un juego a la semana, aproximadamente, junto con un papel en el que explique brevemente qué es un juego de rol, que la intención es que llegue sobre todo a habitantes de mi pueblo (para que si no lo son se tiren el rollo y lo dejen allí) y las instrucciones para ponerse en contacto con nuestro club.  Veamos en qué acaba esto. Os iré contando. Si alguien más se anima con esta suerte de márketing de guerrilla, que no deje de decirlo.





10 febrero 2016

Som Con Uno Seis

Como anunciaban ayer en redes sociales y en su página web, Ediciones Sombra pone en marcha una edición más de su encuentro SomCon, llenas de actividades relacionadas con sus juegos pero sobre todo centradas en la convivencia entre autores y responsable de la editorial y aficionados, colaboradores... Echad un ojo a las actividades para que veáis a qué me refiero, pero también habrá tiempo para sentarse a charlar sin más. Allí estaré, centrado en la presentación de Indalo y con muchas ganas de compartir experiencias.

31 enero 2016

Carrusel bloguero de enero: "El rol y los medios".

¡Que no se diga que reactivo el Carrusel bloguero y me aparto de él a la primera de cambio! Aunque el tiempo que tanga sea poco, vamos a intentar seguir participando cuando pueda. Para saber más sobre el Carrusel bloguero o incluso colaborar, pasa por AQUÍ.

Este mes la propuesta proviene de Zelguedez y hace referencia a la relación que los juegos de rol guardan con los medios de comunicación. Por cuestiones laborales y políticas, he tenido que responder en el pasado a medios de comunicación sobre diversos temas, por lo que voy a aprovechar para elaborar una breve entrada con consejos sencillos para hablar sobre los juegos de rol ante medios de comunicación; podría especialmente útil para asociaciones que vayan a organizar jornadas o darse a conocer y a las que se dirija la prensa para saber más. Lo he escrito pensando sobre todo en personas que tengan poca o ninguna experiencia en hablar ante los medios.


1. Aporta datos. A los medios de comunicación les gusta reflejar datos concretos en sus artículos, aportan objetividad. Cosas como cuántos socios tiene la asociación, cuántas personas se espera que acudan al evento, cuántas partidas va a haber, cuántos años lleváis funcionando... Si tuviésemos una fuente de datos fiable a nivel de España también sería interesante, pero al menos es posible hablar de millares de aficionados y decenas de asociaciones por toda España, con eso nos debería bastar de momento.

2. Aporta ejemplos. Los mejores son los de las ambientaciones, procurando que sean genéricos o que se parezcan a peliculas, series o libros conocidos. Por ejemplo, "jugamos mucho a Dragones de Anthara*, que es un juego de rol que puede recordar a Juego de Tronos y otras obras de fantasía".


3. No des una versión edulcorada o adaptada de en qué consisten los juegos de rol. Si quieres mostrar que son juegos para todos, explica que los hay para niños y para adultos, con temas más o menos maduros y de todo tipo. Usa un enfoque positivo, alegre, pero no exageres su dimensión o quienes se acercan al juego se verán decepcionados.

4. No personalices. Puede que te pregunten por tu experiencia personal, pero es mejor que respondas con ejemplos plurales "abrimos la asociación..." que con ejemplos personales "me compré la Caja Roja...", ya que es más probable que con los ejemplos individuales usen términos ("Caja Roja") que no se entiendan y requieran una aclaración que no nos van a pedir o no vamos a poder dar la mayoría de las veces. Dar ejemplos más genéricos y menos personales es, en resumen, una forma de no dar cosas por sentado.

5. Procura que los mensajes sean breves y sencillos. Sujeto y predicado, no te enredes. Es mejor decir diez cosas sencillas que cinco complejas porque si luego han de recortar el mensaje será más probable que se te entienda bien y que no haya malentendidos.

6. Algunas frases hechas como "estamos muy satisfechos con la acogida".  Fíjate en cómo hablan ante la prensa los comunicadores que más se parezcan a vosotros (otras asociaciones, ONGs, etc) y reproduce ese estilo, ya irás encontrando el tuyo propio. Procura repetir al menos un par de veces el nombre de la organización o evento por la que hables ("desde Trasgos de Altamira opinamos que"). Sí, estas expresiones son artificiales pero funcionan, ya irás encontrando tu propio estilo.

7. No des por sentado que te vayan a hacer preguntas polémicas sobre acontecimientos escabrosos o que te pregunten por cosas que no tienen que ver, aunque no lo creas, la mayoría de las veces no lo harán. Pero debes estar preparado para ello. Con respecto a los temas escabrosos, lo mejor es dejar claro que aquello no era rol. No, esos asesinos no jugaban al rol. No, esa película no refleja la realidad de los juegos de rol. El rol es una actividad lúdica, creativa y culturalcon numerosos posibles beneficios. Tener a mano investigaciones realizadas sobre el tema os será útil. Las hay. Más de una. Y de dos. Y de tres.



*Este juego es un ejemplo ficticio, un homenaje a mi amigo Sergio.