29 febrero 2016

Carrusel bloguero de febrero: jugar a rol online.

Cinco meses ha durado esta reactivación del Carrusel Bloguero y tengo la misma sensación que Eban, el anfitrión de este mes: la de estar dando una última patada al caballo a ver si está vivo o muerto. ¡Que no se diga que no lo intentamos!

Este mes, nuestro anfitrión ha escogido un tema que ambos conocemos bien, jugar al rol online. Dado que él ha hecho una estupenda relación de métodos, yo voy a centrarme en una herramienta online que uso durante las sesiones: el diario de grupo.

Es algo que he usado un par de veces y tiene buena acogida. Es bien sencillo y seguro que otros lo hacéis también, pero merece la pena repasarlo por si aporta ideas a algún grupo de juego.

Abrimos un documento compartido online que podamos editar desde el PC, la tablet o el móvil (google docs). En ese documento el director de juego va escribiendo algunos hitos de la partida, como nombres de lugares, sucesos que han ocurrido, etc. Los jugadores y jugadoras también tienen acceso al documento de tal manera que pueden realizar aportaciones tanto durante la partida como después. Adicionalmente, podemos incluir una tabla para hacer un listado de pnjs con nombres y profesiones.

Hasta aquí imagino que no habrá nada que no hayáis pensado antes pero veamos qué logramos con el diario además de lo más obvio:

- La memoria de los pjs es mejor que la de los jugadores: lo que para un grupo de personajes puede ser una noche de sueño, para los jugadores puede ser el tiempo entre dos sesiones de juego, una semana con mucha suerte. Mantener este diario es una forma justa de recrear la memoria del grupo. Para ser más justos y realistas es importante que los directores de juego no corrijan los errores que se escriban en el diario; ¡la memoria también guarda errores!

- Incorporar ayudas de juego a posteriori: imagina que los jugadores piden al director o directora de juego una lista de los asistentes a una cena. Quizá no esté preparada esa lista porque no iba a ser relevante pero ahora que lo es, tendrás que decirle a los jugadores que OK, la tienen pero ya se la darás en la sesión siguiente. En lugar de eso, al terminar la sesión de juego o al día siguiente la subes al diario y avisas a todos de que la pueden consultar hasta que llegue la siguiente sesión. Lo mismo con artículos de periódico, fragmentos de libros, etc.

- Permitir jugar a los ausentes: hay ocasiones en las que un jugador no puede asistir ni siquiera a través de hangout, pero si tiene acceso al diario las horas previas o posteriores a la partida podría hacer aportaciones a lo ocurrido o sugerir vías de acción. En el caso de gdocs hay un chat interno que podría usar para mandar mensajes breves desde el autobús en el que está viajando, la boda de su cuñada u otra situación similar.

- Enlaces a material externo: es frecuente que usemos vídeos o audios externos para ambientar o poner ejemplos durante la partida. Hoy día se pueden enviar con facilidad por whatsapp, pero este es un medio que da problemas si se quiere volver a usar el enlace, tanto para encontrarlo haciendo scroll arriba como para organizarlo. En un documento de texto online esto es una ventaja.


- Enlazar con otras aventuras: un documento online como este puede tener un tamaño grande y servir para enlazar aventuras, de tal manera que sirva para seguir el progreso de un grupo de aventureros mucho tiempo, permitiendo más realismo, en especial en un sandbox. Por ejemplo, los jugadores pueden explorar el texto en fechas del año pasado para encontrar pnjs que les sirvieron de ayuda entonces. También lugares que sirvan de refugio. Los directores de juego pueden dejar pistas en el diario que sólo servirán en aventuras posteriores. Incluso, al ser editables los textos del pasado, puede servir para hacer flashbacks y otros recursos narrativos especiales.

- Distintos grados de autoridad: aprovechando que se puede invitar a los jugadores a ser sólo lectores, colaboradores o propietarios del texto, el grado de control sobre esa memoria colectiva puede variar según los intereses de cada aventura. O de cada tipo de juego, dependiendo de cómo esté repartida la autoridad narrativa. Incluso, puedes negar a algunos jugadores el acceso temporal a estos datos en base a sucesos del juego, como estar encerrados sin sus notas, sin acceso a internet o habiendo sufrido una amnesia.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por participar en el carrusel bloguero. Me pillaste que estaba de viaje y casi me olvido de esta entrada.

    Me gusta la idea, yo soy de los que suelo tomar notas durante la partida pero esta opción es mucho mejor.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.