20 febrero 2015

Cthulhu inmobiliaria.

Vuelvo a aportar ideas para usar en vuestras partidas. Esta serie de entradas de Athal Bert sobre cómo sus jugadores están disfrutando de la aventura de construirse un hogar, he recordado una ocasión en la que ofrecí a mis jugadores la posibilidad de salir a la búsqueda de una mansión donde fundar sus personajes un club de investigadores de los Mitos de Cthulhu. En concreto les ofrecí tres propuestas de edificio para que eligieran y las propias negociaciones y deliberaciones ocuparon casi una tarde entera que resultó muy divertida.

Para mí, lo más difícil fue la búsqueda de información sobre precios de las casas en aquella época. No bastaba con saber lo que un dolar de principios del siglo XXI valdría en los años 20 del XX, sino considerar también que la construcción y el terreno eran, en comparación, más baratos entonces. Además, los precios podrían variar mucho de año a año en los USA de aquella época, debido a la burbuja inmobiliaria que reventó a mediados de la década, además de haber grandes diferencias de zona a zona. Otros factores a considerar eran el tamaño de la población y lo atractivo de vivir en ella. Los precios que doy en esta entrada los he calculado para 1924, para esas casas y para esas localidades.
 
También busqué un buen puñado de ejemplos con los que guiarme. En los años 20 había casas de fabricación ligera muy grandes y muy baratas (llamadas "autoconstruidas", similares a las que hoy llamamos "prefabricadas") desde menos de mil dólares, pero lo que querían los personajes, que había acumulado bastante dinero, era una mansión de calidad. 

El precio final que estimé no puedo sino considerarlo una aproximación, pero creo que es lo bastante buena como para serviros a efectos de juego. No son precios imposibles para los personajes pero sí que necesitarían ahorrar para comprarlas. Así que, esperando que os sean útiles, aquí os presto las tres mansiones que les propuse, con sus precios y alguna información más. He añadido algunos detalles escabrosos que no contenían originalmente para daros algo de munición para entretener a los jugadores aún más.

Mansión Crownfield
Situada en Bolton, Massachusetts, este edificio se construyó en el año 1900. Su actual propietaria es la señorita Evelyn Phillips, sobrina lejana y única heredera del difunto señor Crownfield. El precio de la casa es de 36.300 dólares, pero el albacea y responsable de realizar la venta sabe que la señorita Phillips tiene necesidad del dinero y estaría dispuesta a bajar la cantidad un poco. La casa consta de planta baja, planta alta, ático y sótano. La planta baja goza de un amplio salón desde el que se da paso al comedor, la cocina, dos dormitorios para el servicio (que se pueden convertir en despachos) y una sala de preparación que se puede usar como biblioteca, sala de fumar o similar. En esta planta hay un baño pequeño y un retrete. La planta alta consta de un amplísimo dormitorio principal y tres dormitorios más, además de una sala de costura muy luminosa y un baño amplio y completo. Como curiosidad, hay dos formas de subir al ático desde esta planta y ninguna es obvia: desde el dormitorio principal o desde la habitación sureste, en ambos casos a través de trampillas con escalera. El ático es diáfano; no así el sótano, que además de una sala principal, tiene dos salas accesorias y dos trasteros. Un terreno arbolado de 450 metros cuadrados rodea la casa, siendo mucho más amplio en su parte trasera.Este terreno está bastante mal cuidado y es irregular, sin apenas caminos y con muchas elevaciones y socavones repentinos, como si se hubiera estado remodelando, o en el pasado se enterraran y desenterraran cosas con asiduidad.

Mansión Billington.
Un edificio de fachada colorista, situado en Providence, Rhode Island. Se construyó en 1903 y está en muy buen estado, aunque su diseño es algo menos bello que las otras casas de la lista. Su propietario actual, Thomas Furlong, es un empresario que la adquirió a la familia Billington para reformarla y venderla. En su excelente estado y rodeada de un terreno de casi mil metros cuadrados, la casa tiene un precio de venta de 40.700 dólares. Como la casa anterior, consta de planta baja, planta alta, ático y sótano. La planta baja carece de un gran salón, pero sí tiene una sala familiar anexa a un comedor. cerca del comedor está la cocina y entre ambas salas, un retrete. Hay dos dormitorios para el servicio; uno de ellos con una escalera oculta para subir al cuarto de baño de la planta alta. Desde la recepción unas escaleras suben al distribuidor de la planta alta y desde la sala familiar una escaleras de caracol suben a la biblioteca. La planta alta goza de dos cuartos de baño, cuatro dormitorios, todos de similar tamaño y la citada biblioteca. El ático, muy luminoso es del todo diáfano. El sótano, al que se baja desde la cocina, tiene una gran sala, una leñera y tres trasteros. Su leyenda negra es lo que hace que la familia quiera venderla, para marcharse de Providence: tres de sus miembros han fallecido en accidentes desde su construcción. Todos los accidentes tuvieron lugar en la fábrica de textiles de algodón que la familia posee en la ciudad. Actualmenmte la fábrica funciona, pero está en franca decadencia y su cierre en uno o dos años parece inevitable. 

Mansión Smythe.
Está situada en Hartford, Connecticut, y se construyó en 1893. Desde entonces no ha salido de manos de la familia Smythe y quien la vende ahora es John Spencer Smythe, por razones que no es amigo de comentar. El precio que pide por ella es más ajustado, 30.800 dólares, pero hay que tener en cuenta que no dispone de ático y el terreno sin ajardinar solo mide 250 metros cuadrados. La planta baja de la casa la ocupan una cocina, un baño completo, tres pequeños dormitorios para el servicio o despachos, un comedor con una pequeña cocina anexa y un salón. Desde la cocina se puede bajar al sótano y desde el final del distribuidor (no hay una amplia recepción como en las otras) unas escaleras llevan al distribuidor de la planta alta. Esta tiene tres dormitorios y un baño pequeño. Desde el dormitorio más grande se puede subir a una torre octogonal cuyo espacio ocupaba antes el despacho del señor Smythe. Hay también una biblioteca de tamaño medio, dividida en dos partes, separadas por una estantería móvil, de tal manera que una de las dos bibliotecas queda oculta al visitante. El sótano tiene una sala general y un trastero. Los habitantes de Hartford creen que la bella mansión no necesitaría ser vendida si John Smythe dedicara más tiempo a su profesión (notario) y menos a acompañar a extranjeros de mala reputación a las fiestas privadas de "cierto millonario decadente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta con libertad, comenta con educación.