16 noviembre 2012

Bitácora: Historias clásicas de fantasmas

El último mes he estado dándome una vuelta por las historias clásicas de fantasmas desde las insertas en otras obras, como en Macbeth, hasta las de finales del XIX y principios del XX, aquellas que popularizaron un canon de estereotipos fantasmales y algunas de las más modernas que lo reproducen. Un repaso por mis favoritos, en realidad, pero bastante largo. A esto le he añadido revisar por fin The Haunted, libro que me prestara una amiga años atrás (ay, lo siento).

Acompañado de mi fiel libreta, he ido creando una lista destilada de normas para fantasmas clásicos que tener a mano siempre que vaya a crear una historia de fantasmas a la que quiera dar ese sabor añejo. Ahí os la dejo.


- El fantasma elige aparecerse a personas solas, facilitando el equívoco de pensar que es una alucinación o una mentira; los fantasmas modernos son más exhibicionistas.
- Hay personas más sensibles a ellos, más capaces de verlos por motivos congénitos, como haber nacido entre la medianoche y el mediodía de un viernes.
- El tipo de fantasma (sexo, edad) más frecuente cambia de país a país. En Inglaterra hay pocos fantasmas infantiles, el los países nórdicos son más habituales.
- Aparecen en momentos "sensibles": cercad el fallecimiento o incluso avisándolo, mal tiempo, menos luz, momentos de soledad, melancolía, tristeza.
- Suele haber un signo anticipatorio antes de su llegada, relacionado con el fallecido, como un olor particular, un animal que le hacía compañía, etc.
- Su aparición puede tener sensaciones táctiles o generar sonidos. No sólo provocan frío, sino que se les puede tocar (tendrían un tacto leve, como de cortina de gasa) y generan algún ruido al llamar a puertas o caminar por un pasillo.
- Los fantasmas pueden envejecer (aunque no aparentemente) y acabar desapareciendo. Duran lo que dura su recuerdo, motivo por el que no parecen gustarles los cambios,
- Al aparecerse, el dónde y el porqué tienen un significado.
- Al ser energía residual, son atraídos y retenidos por fuentes de enrgía espiritual o psicológica humana estables, como casas o vehćulos viejos. las calles suelen ser menos estables.
- Las explicaciones sobre el origen del fantasma o la mecánica que los anima no son necesarias, incluso pueden resultar anticlimáticas para la historia.
- Sin embargo, el comportamiento del fantasma no suele ser aleatorio, hay una consistencia interna, se rigen por normas que si bien el escritor/árbitro pueden conocer, los lectores/jugadores no es necesario que las descubran o que les sirvan para librarse del fantasma. De hecho, suele ser imposible destruir o detener la actividad de la aparición, aunque es posible dialogar o negociar en algunos casos.
- En todo caso, la motivación del fantasma, el deseo que busca ver realizado puede ser una forma de enviarle más allá de este mundo.
- Algunos son amables, otros terribles y estos últimos pueden provocar un terror tan intenso que maten con él.
- Se debe generar cierta confusión sobre el tipo de ente del que se trata, casi hasta el final: ¿fantasma, demonio, duende?

5 comentarios:

  1. Una vez leí en un sitio que los fantasmas y otros seres sobrenaturales se aparecían en cruces de caminos o en el crepúsculo porque esos eran lugares y momentos que estaban "entre dos mundos", ni en uno ni en otro: el cruce de caminos no es ni un camino ni otro, sino parte de los dos, y el crepúsculo no es ya día pero tampoco noche. Lo mismo pasa con los fantasmas, que no están vivos, pero tampoco han muerto.

    Más ejemplos de esos elementos son umbrales, portales, etc. Creo que lo que has comentado de que personas que nacen a medianoche o mediodía tiene que ver también con esa especie de "magia simbólica" de nacer en una frontera entre un estado y otro.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, Carlos. El mediodía y la medianoche, equinoccios y solsticios, etc siempre han sido momentos especiales para el "contacto".

    ResponderEliminar
  3. Esa es la tradición del folclore, sí. El diablo también es propio de los cruces de caminos para enseñar blues (en serio).

    La tradición parapsicológica divide lo que comentas entre fantasma y espectro, el segundo si se interpreta como ''energía residual'' aunque se usa el término ''impregnación''. Un hecho luctuoso podría liberar tal energía psíquica que dejara una especie de calco o trasparencia en la siguiente página realidad, pudiendo verse al espectro repetir algo continuamente, desligado de echar cuentas de puertas, paredes u observadores.

    El fantasma sería el tipo que puede interactuar. Está constatado la bajada de temperatura, aunque se usan termómetros sensibles, a veces no llega a un grado centígrado, pero el escalofrío se siente. Se dice que es porque ''toman'' en cierta manera energía del entorno, y en los tiempos de la PRS, pesaban a los media y se constataba, aunque no querría enrollarme con el ectoplasma y su polémica. Te aporto unos datod más:

    - Las apariciones fantasmagóricas ''positivas'' aparentan los 30 años habitualmente, lo que dificulta en muchos casos que reconozcas a tu propio abuelo fallecido si no es por fotos antiguas.

    - Por ahorro energético o la razón que sea, la imagen no es completa, suele desvanecerse a la altura de los tobillos, las rodillas o incluso al empezar el torso. La conexión emocional suele ser importante para darse estos casos, y hay animales domésticos aparecidos.

    - En España se investigó con ultrasonidos para evitar casos en inmuebles afectados. También parecen coincidir con corrientes de agua subterránea. Su rabdomante puede recomendarle con conocimientos de Feng Shui donde poner sus muebles y donde se generan malos sentimientos o incluso se producen estas cosas. Es una de las últimas vías abiertas, donde no se estima que sea algo necesariamente externo al obsrvador, pero esto no tiene glamour para lo que necesitas.

    - A pesar del nexo emocional, hay personas con mayor sensibilidad para capatar este tipo de ¿presencias?

    - Curiosamente, los relatos y casos estudiados del fantasma por maldito o para denunciar un crimen siguen la misma estructua que lo que nos cuenta Plutarco.

    - Pueden ''invitarse'' este tipo de fenómenos previamente con sesiones de Ouija y/o captaciones de parafonías (psicofonías en terminología antigua), pero no hay una ''productividad'' destacable, no se suele investigar así y no suele ser algo para nada positivo si sucede (pero articula un crecendo con pasos controlados por los PJ para una historia de este tipo, por eso lo cuento).

    Habría más y más puntos de articulación al rol traspasables como una tipologia de aparecidos, sus recursos y como hacer historias de fantasmas. Pero claro, supongo que no es el lugar para texto más largo. Una lástima. Espero que te sea útil.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu aportación, Werden, muy interesante. Mi idea era aportar información para reproducir las sensaciones de las historias clásicas, de corte decimonónico, durante las partidas. Pero ciertamente la mitología fantasmagórica moderna, relacionada con las percepciones generadas por la aparición de la tecnología, tiene su interés y puede reproducirse en las partidas para crear ese otro rango de sensaciones.

    Por cierto, para quien no conozca la leyenda del cruce de caminos y el diablo a la que alude Werden, una historia que alguien debería llevar a rol es la de Robert Johnson. Una sencilla búsqueda en google de "Robert Johnson diablo" os dará un gancho para partidas muy interesante.

    ResponderEliminar
  5. Algunos usemos el mito d robert jhonspn y los bluesmen para una sui generos partida homenaje a supernatural la serie de tv... como imaginareis la bso d la parti fue fundamental.
    Para la 2 parte fue la prota Marie Laveau y el voodoo en nueva orleans

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.