15 octubre 2010

Esto del rol, ¿no tenía que ser divertido?

Así no resurgimos, ¿eh? Así no.

Porque no hay nada más cargante en este mundo que los gruñones. Lo sé porque yo lo he sido durante mucho tiempo, hasta hace unos años cuando decidí que no me salía a cuenta y además, me hacía parecer idiota. Como a tí. Sí, tú bien sabes quién eres, a pesar de que no me dirija a nadie en concreto.

Os lo dirán los emprendedores que en este mundo han sido, que con mala leche no sólo se pierden amigos, sino clientes y fans. Y también os lo dirán los comunicadores de raza, de oficio, que con la polémica siempre en los labios se hacen bonitos incendios en los que quemar la propia gloria, pero que la sobriedad sobrevive y a Nerón todos le consideran un hijoputa.

Dejemos de quejarnos, por favor. Si te piratean, agradece el halago y dale más valor añadido a la compra, que a los malos nadie los copia. Si un bloguero te tiene tirria, devuélvele una sonrisa, verás cómo se raya. Si tu juego no vende ni para pagar la tinta, corre a remediarlo, no culpes al fan llamándole ignorante o vendepatrias.

Y basta ya de ese rollo de tipo duro a la hora de hacer crítica, camuflando la mala ostia de "sinceridad". Cuando la frase "voy a ser sincero" significa "te voy a soltar todo lo que te llevo guardando desde que te metiste con / ignoraste el juego que me gusta", algo marcha mal. Basta de post justificándose a la defensiva y haciéndose el ofendido cuando te devuelven la crítica, escondiéndote detrás del "es sólo una opinión personal" (ya puestos, podrías usar "rebota, rebota" o "¡escudo para siempre!") como si después de decir eso cualquier cosa se te permitiese.

Vale ya crear camarillas que no existían antes de nombrarlas, de obligar a la gente a mirar con quién habla en las jornadas, no sea que le encasillen. ¿Es que sólo se puede ser o de los Stones o de los Beatles? ¿Y si me gustan los dos? ¿Y si como tipo sensato prefiero a Queen?

Me decía hoy un colega (de creación y de simpatías), hablando justo de este tema: "Hay que trabajar, hay que trabajar.." Pues eso.

Que sí, que soy un puto hippie. Lo que tú digas.

13 octubre 2010

Premisas literarias (III): El ingenioso hidalgo.

Para ser sinceros, cuando comencé el diseño de "..y sus humildes servidores" para el concurso de RyF no tenía en mente tanto a las leyendas artúricas como al Quijote como referencia, pues mi idea era hacer una ambientación para dos, árbitro y jugador, que interpretasen las andanzas de Quijano y Panza, el primero como motor de la historia y el segundo como sufrido protagonista.

Pero, después torcí, viré, cambié de idea al darme cuenta de que una ambientación que permitiese más jugadores sería mejor acogida, manteniendo el proyeto del Quijote como futurible. Y bien, aquí está.

Vaya por delante que yo reivindico el Quijote como libro moderno, hilarante, corrorivo, que debería ser obligatorio NO leer en el colegio. Quien tuvo la idea de incluirlo en el curriculum sólo nos hizo felices a los empollones, dando un motivo de peso a los demás alumnos para odiar aún más la literatura.

Dicho esto que espero anime a alguien más a ser engañado con su lectura, pasamos a rolear. Lo que presento ahora es la ficha de Don Quijote y la forma de crear la ficha de Sancho Panza, que puede variar de jugador a jugador, como lo hace la imagen del escudero según quién la ha reinterpretado a lo largo de la historia. Añado además una regla adicional y todo este material será incorporado en la siguiente edición de "..y sus humildes servidores", que estoy ya maquetando.

Don Quijote de la Mancha
Mi señor, dicen, está loco y quizá no vayan desencaminados; pero, creo yo, no es lo mismo estar de atar por falta de seso que por sobra del mismo y creo que este es el caso de Don Alonso Quijano. Que sí, que es hosco, que tiene la ira a flor de piel, que no todo lo que ve y acomete como enemigo lo es al cabo y que a veces no sé si es un brujo o sus sesos quienes transforman gigantes en molinos. En verdad, que la mala suerte paresceme que le persiguiera, pues por más enfrentamientos gloriosos en los que le he visto batirse, pocos le han sido reconocidos.
Yo soy un hombre de campo y no entiendo de esas cosas de libros de caballerías ni media palabra pues a escrebir no aprendí jamás. Pero mejor corazón que el de mi amo no encontraréis en el mundo, nadie más dispuesto a desfacer entuertos y proteger al menesteroso. Hasta el fin del mundo le seguiría, aunque sea las más de las veces para salir molidos a palos.

F 4 R 9 D 5 I 8 P 6*
Armas C. a C. 3
Cabalgar 1
Conocimiento sobrenatural 6
Etiqueta 4
Leyes 4
Música y composición 2
Sanación/hierbas 3
Tradición/historia 5
Supervivencia/cazar 3

Cuando Don Quijote se encuentra en medio de una de sus visiones fantásticas, puedemultiplicar por dos el valor de una característica durnate una tirada. No podrá volver a usar esta habilidad especial hasta pasada una hora.
*Cuando Don Quijote hace una tirada donde esté implicada la Percepción, se ignora el resultado de esta cuando sea conveniente y se transforma lo que debería verse en aquello que la locura del hidalgo quiera.

En cuanto a Sancho Panza, lo ideal sería usar el perfil de Escudero, aunque quizá cambiando la especialidad Cabalgar por Rumores, Advertir o Fauna, al gusto del jugador.


La mecánica para comenzar una partida de "..y sus humildes servidores" con un jugador sancho Panza y un árbitro Quijote es la misma que con los héroes artúricos, solo que las excusas a usar serán bien distintas.
Normalmente, todo comenzará con o bien un acontecimiento normal que Quijote interpreta a su particular manera novelesca o bien con un malentendido de alguien que la toma con el caballero para mofarse de él o para aprovecharse de su estado mental. Aventuras como la de los molinos, la de los ejércitos de ovejas o la del escudero zamorano son de primer tipo, mientras que als de clavileño, la ínsula o los yagüeses serían del segundo. El papel de Sancho Panza será ayudar a su señor a salir de la aventura con no tan mal pie, mediando, apoyando o convenciéndole de emprender otra vía de acción que no sea la de tirar de espada a la primera de cambio.
Una preocupación legítima del árbitro será el amplio protagonismo que Don Quijote puede tener en la historia hasta eclipsar al jugador que interpreta Sancho Panza, pero esto se resuelve de igual manera que con los caballeros artúricos: daremos a entender que hay mucho más de lo que se escribió en los libros acerca del valeroso Caballero de la Triste Figura, de tal manera que muchos de sus golpes de suerte estarían sustentados en el buen hacer de su servidor y también habría escenas en las que Sancho sería el principal protagonista que habrían sido quitadas del manuscrito y encontradas ahora, sindo las que se van a jugar las que faltan. Si Cervantes pudo usar este truco del "manuscrito encontrado" ¿por qué no nosotros?
Otra posibilidad es jugar esta ampliación con un árbitro que se limite a interpretar los pnjs y dos jugadores que interpreten a Quijote y Sancho. Si hay buena química entre ellos y el que lleva al caballero no abusa de su protagonismo (o lo interpreta de manera que apoye la historia y a Sancho), podría derivar en historias muy sabrosas, que dirían en el libro.