29 diciembre 2010

Qué grande.

Me parto, de verdad. Lástima no haberlo visto a tiempo para haber hablado con Carlos y haber montado una broma cruzada entre blogs. Pa la próxima.

3 comentarios:

  1. O sea que al final no vas a enviarme a los abogados, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, que bueno XDDDDDDDDDDDDDDDD

    Jacobo, que serio te pones cuando te disfrazas de Director Ejecutivo :P

    ResponderEliminar
  3. En este mundo ya hay demasiados abogados. Das una patada a una piedra y te salen un escorpión, cuatro psicólogos y seis abogados.

    No, lo resolveremos con el método clásico. Al amanecer, tras la tapia del cementerio, con barras de pan duro.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.