25 agosto 2010

Traducción de Lady Blackbird, análisis y entrevista


Cada vez es más frecuente, digo yo que en parte por la falta de tiempo de los veteranos del rol y en parte porque es el signo de los tiempos hacer las cosas rapidito y a lo siguiente, que nazcan materiales roleros que te proporcionan directamente la aventura y el sistema de juego en el mismo libro y te ponen a jugar. Una vertiente particular de estos materiales son los juegos de rol "en marcha" en los que la historia, la ambientación e incluso las reglas se van desarrollando a medida que los distintos "capítulos" del juego y sus playtestings van apareciendo. No es novedoso históricamente hablando, pero sí poco habitual y ultimamente nos pueden servir para captar novatos.

Uno de estos materiales es Lady Blackbird, una aventura que mezcla el steampunk, la piratería y Julio Verne, que a la vez es primer capítulo del juego de rol indie "en marcha" de John Harper (autor de otros juegos como Danger Patrol, que coloco en mi Top 5) que ha recibido el premio a mejor juego gratuito indie de 2009, que destaca por su original ambientación, su diseño y sistema de juego fresco (aunque con algunas dificultades particulares) y sobre todo por el mágico telar de relaciones entre sus personajes. El libro es poco más que una introducción, un sistema de reglas, personajes pregenerados que son los que abren verdaderamente las posibilidades de la partida y un objetivo. El resto está abierto y por tanto hay novedades y posibilidades de aventura que pueden seguirse a través de las pruebas de juego de los aficionados y su foro.

Recientemente se abría en nuestro pais el proyecto conBarba, que se había decidido por la edición al castellano de juegos extranjeros de caracter independiente, empezando por Lady Blackbird y Donjon. El primero ya ha sido traducido y puesto en descarga por conBarba y para hablar del tema he entrevistado a Francisco Castillo, multitarea y látigo del proyecto. Pretendo que esta sea la primera de las entevistas que periódicamente pretendo realizar a creadores cuyo material me interese. De momento he enviado otro cuestionario a John Harper, de cuya respuesta estoy a la espera. Ahí va:

Calaboso: Hay cientos de buenos juegos independientes en el mundo del rol. ¿Por qué Lady Blackbird y no otro juego, por ejemplo algún otro del propio John Harper? ¿Cómo llegásteis a Lady Blackbird?

Francisco Castillo: Pongámonos en situación. Hace unos meses nació en Salgan al Sol la idea de traducir Lady Blackbird, igual que se hizo en su momento con Donjon y La sombra del ayer y se está haciendo ahora mismo con el Solar System. Por unos u otros motivos el proyecto se alargó demasiado. Sencillamente optamos por coger el trabajo ya realizado y terminarlo.

Además lo habíamos probado y estábamos encantados con la historia de la prófuga noble. Lo hemos jugado varias veces y nos parece una partida muy divertida con mecánicas sencillas y ágiles.

Nuestra intención no era 'presentarnos' con Lady Blackbird pero cuenta con varias ventajas. Evidentemente ha acelerado bastante el contar con una licencia CC y no tener que negociar o mover papeles para hacer la traducción.

Calaboso: En mi opinión habéis hecho una buena traducción a pesar de la complejidad de un producto con tanta terminología propia. ¿Vuestro objetivo ha sido apoyaros en la versión catalana, mejorarla, os habéis apoyado más en la inglesa..?

Francisco Castillo: Partimos de las traducciones realizadas por Y.O.P. del foro Igarol y la traducción parcial de Alejandro Stratta (ambas están enlazadas desde el hilo pertinente de Salgan al Sol). Sobre esto comparamos con la versión catalana e inglesa rehaciendo parte de la traducción según la experiencia de los que hemos colaborado. Mateu Pastoret tuvo la amabilidad de enviarnos la maquetación de la versión catalana.

En cualquier caso no hubiéramos podido afinar tanto sin Alexandre y Hugo. En realidad ellos son quienes se han cargado gran parte de la traducción y revisión. Aún siguen debatiendo algunos términos y expresiones.

Calaboso: Al igual que John, habéis decidido no ponerle portada al libro, a pesar de que tiene una imagen ideal para ello (el Buho). ¿Es una oportunidad perdida? ¿Ha sido por respeto al original o por otro motivo?

Francisco Castillo: Queríamos acercarnos tanto como fuera posible al trabajo de John. Sin contar con la maquetación original, hacerlo desde la catalana era la mejor opción que teníamos. No creo que sea una oportunidad perdida. En realidad nos estamos planteando colgar el texto en HTML de forma que cualquiera pueda remaquetarlo como considere necesario.

Calaboso: Sabemos que habéis jugado Lady Blackbird, así que mójate y dinos (seguro que John está escuchando) ¿qué cambiarías tú de la aventura? Y, ¿cuál es tu personaje favorito e insustituible (aparte de la obvia protagonista)?

Francisco Castillo: Hmm... ¿qué cambiaría? ¡pero si es tan abierta y está tan poco descrita que no hay forma de dirigirla dos veces igual! Quien quiera llevarla debe estar atento a cada palabra para poder sacarle el jugo que se merece. De lo que hay, como mucho intentaría explicar en un párrafo como va la magia.

El protagonista indiscutible de Lady Blackbird no es la dama sino el capitán Cyrus Vance. Es quien mueve gran parte de la partida al servir de nexo entre todos los personajes y casi todas las relaciones. Si tienes un buen jugador como Vance, quien lleve a Blackbird se presta al juego y hay un mínimo de química puedes disfrutar de escenas realmente memorables.

Pero tampoco le quites el ojo de encima a Snargle...

Calaboso: Una pregunta que también le he hecho a John: encuentro las reglas de la aventura ideales para novatos, pero la falta de descripción de algunas habilidades (estoy pensando en la magia), un reto para ellos y sus árbitros. ¿Qué opinas? ¿Lo recomendarías para unos, para otros, para ambos..?

Francisco Castillo: Lo recomendaría para un DJ capaz de improvisar y un grupo de novatos activos. Como otros juegos del bloque indie exige que los jugadores se impliquen en la historia y la narración, que todos estén en un tono similar, que se se muevan y se metan en problemas voluntariamente (esto es importante). La historia avanzará conforme ellos se muevan. Creo que antes de dirigirla a un grupo de novatos puede ser interesante probarla con un grupo algo más experimentado.

Al margen de la magia hay otro punto de las reglas que, aunque está bien explicado, puede resultar complicado de jugar dependiendo de los jugadores: las escenas de refresco. Le dan un sabor a serie de televisión muy interesante pero hay jugadores que intentan evitarlas, simplificarlas o mecanizarlas. Creo que precisan un interés especial.

Me parece completamente imprescindible hacer caso a los consejos de John. Como DJ tienes que preguntar a los jugadores para fomentar que se mueva la historia, se defina el entorno y evolucionen las relaciones entre los personajes. Además, es divertido ver como los jugadores van reaccionando a las preguntas que afectan a las claves.

Calaboso: Hablemos un poco de conBarba, vuestro proyecto editorial. Rompéis un molde al diferenciaros de la mayoría de otros proyectos indie españoles al hacer ediciones de material ajeno en lugar de crear vuestros juegos propios. ¿Ha sido una elección consciente que os ha llevado a buscar un staff adecuado para ello, la propia composición de vuestro grupo os llevó a verlo como la mejor opción o..?

Francisco Castillo: Probamos los juegos, nos encantaron, echamos cuentas y vimos que no era tan complicado. Contábamos con gente interesada y capaz de cubrir los diferentes huecos. Surgió la oportunidad y decidimos aprovecharla.

En otros países hay juegos impresionantes que no llegarán al mercado español por no tener nombre suficiente. Tienen enfoques muy interesantes, originales y evocadores a varios niveles. Quizá no vendan tanto como Dungeon, pero tampoco pasa nada por darles una oportunidad. Lo hacemos con gusto.

Calaboso: Una pregunta tonta: en la traducción de Donjon al catalán de MaquiEdicions decidieron no usar el nombre original francés y cambiarlo por algo más propio. ¿No os habéis planteado hacer lo mismo y llamarlo Dunyon?

Francisco Castillo: Honestamente, no nos lo hemos planteado. Al juego de palabras entre Dungeon y Donjon se añade el propio significado del término. Creo que funciona perfectamente por lo que no hay necesidad de cambiarlo.

Calaboso: ¿Qué será lo siguiente una vez terminado Donjon? ¿Seguiréis con licencias gratuitas o buscaréis financiación para traducir indies de pago? ¿Cuál será, en general, vuestra línea editorial?

Francisco Castillo: Me vas a perdonar si no te concreto que viene detrás de Donjon. Hasta que no esté firmado y a punto de salir prefiero no decir nada. Tampoco es necesario tener a la gente en tensión, ¿verdad? No vayamos a sufrir retrasos y tener a todo el mundo cabreado.

Estamos a la espera de firmar contratos por 3 juegos. Estos serán comerciales tanto en versión física como electrónica. Como somos estúpidamente optimistas, ya hemos empezado a traducir 2 de ellos.

Por ahora vamos a seguir centrándonos en la esfera indie. Seguimos probando juegos de rol de diferentes autores. No se si has tenido la oportunidad, pero hay verdaderas joyas ahí afuera.

Calaboso: ¿Os habéis planteado hacer el mismo trabajo a la inversa, realizando ediciones inglesas de productos en castellano?

Francisco Castillo: No, la verdad. El mercado económicamente interesante es el inglés pero por ahora no es algo que nos planteemos. Para eso primero tendríamos que contar con algún producto autóctono y luego hacer el paso inverso.

Calaboso: Lógico, desde luego. Pero entonces, ¿lo descartáis por estar implicados con esta linea de traducción, por no ver en el panorama español productos de vuestro gusto que puedan dar el salto, ambos, ninguno, lo que diga la rubia..?

Francisco Castillo: Por no tener productos conBarba. Si publicamos material de algún autor hispano o nos da por definir algunas ideas que nos rondan la cabeza evidentemente nos lo plantearemos. A Three Fourteen parece que les va bien y no hay motivo para no seguirles en una iniciativa inteligente.

Hay juegos de otras editoriales y autores que podría ser interesante traducir al inglés pero creo que eso les corresponde a ellos. Igual que hay juegos del Creafudge y el Rolero de Hierro que encajarían perfectamente en el mercado indie.

Calaboso: Y una última pregunta. Imagina que sabes que vas a morir durante una partida de rol. Si pudieras elegir, ¿jugando a qué juego querrías morir?

Francisco Castillo: Si va a ser por un francotirador espero que sea Mutantes..., en caso contrario Houses of the Blooded. ¿No sería un estupendo y trágico final?

3 comentarios:

  1. ¡Hala, ahora mismo estoy haciendo un juego de rol "en marcha", y precisamente estaba pensando en mandaros algún boceto a los de Aristoi por si queríais colaborar!

    Me leeré el de Lady Blackbird, que por cierto tiene una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  2. Alejandro (Lostarrot)9:20 p. m.

    Genial. No lo había leído. Estupenda entrevista. Yo tampoco me quejaría de morir jugando Houses. ^^

    Saludos.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, comenta con educación.