12 noviembre 2007

Ñam, ñam


De nuevo en la brecha tras el descomunal atracón al que me incitaron unos colegas este pasado fin de semana. ¿Ha valido la pena? El tiempo y los análisis de ácido úrico dirán.

Inspirador tema este; si hay aquí algún árbitro que no haya empezado al menos una partida con una reunión en un bar, taberna o restaurante, que tire la primera piedra contra el tejado de todos nosotros. Siguiendo mi tradicional apuesta por el realismo y por llenar las partidas con detalles auténticos, voy a recomendar un truco fácil para ambientar los locales de ocio donde vayamos a preparar el ambiente o hacer transcurrir una escena.

Como las tabernas de ambiente histórico son más sencillas y las trataré en la segunda parte del ensayo sobre la ciudad medieval, vamos a centrarnos en la hostelería moderna. Los pasos a dar para darle un buen color a este tipo de locales son parecidos a los que deberíamos dar para cualquier lugar que deseemos introducir en una partida y requieren algo de tiempo y trabajo, como las buenas partidas.

1. Piensa en clases: en realidad lo que más va a definir si el local es de un tipo un otro son las necesidades que cubra para un público determinado. Los bares de similar tipo suelen acumularse en una zona a la que va determinado público. Así que primero piensa en las clases sociales, tribus callejeras y/o profesiones de quienes van. Eso te dará muchas pistas sobre el ambiente, sobre los servicios que deberá ofrecer el local, la variedad de bebidas disponibles, el tamaño del local, etc.

2. Piensa en mapas: ni lo dudes, haz aunque sea un bosquejo del local, incluso si no va a haber un combate en él. Cuatro líneas bastarán y no hace falta ni que le enseñes el mapa a los jugadores. Pero verás que a la hora de hacer la descripción te será tan útil como limitante. No te centres en describir los muros y sus longitudes uno por uno. Describe lo que ve una persona en un bar: ¿es grande o pequeño, oscuro o luminoso, está limpio o sucio, hay espejos, hay baños amplios o un cuchitril con un agujero?

3. Piensa en actividades: ¿qué está haciendo la gente en el local? Puede ser uno de esoso sitios tranquilos con pocos clientes que van a tomarse una copa escandalosamente cara. O puede ser una discoteca de estudiantes que piensan en pagar poco, beber mucho y ligar si hay suerte.

4. Sé original: cada local debe tener al menos una sola cosa que le distinga del resto de locales del mundo. Puede ser el pelo azul brillante de la esposa del dueño. Puede ser una mesa de cristal rellena de caramelos. Puede ser música de cámara en directo. Puede ser cualquier cosa que creas que aporta originalidad al local y que le sirve como promoción del negocio.

Para terminar y como siempre, acudimos a la web. Un truco rápido para encontrar inspiración es visitar las guías del ocio online que hay para casi cada ciudad y región del planeta que describen gran número de locales. Paero aún mejor para encontrar datos originales sobre locales de ocio y restauración son los foros de ocio donde la gente opina directamente sobre el local, lo que le gusta de ese sitio y lo que hace allí. Los blogs son también una buena fuente de información de primera mano, aunque no olvides que sesgada por el autor.

Como la mayoría de las partidas de los juegos de rol acaban ambientándose en USA (qué se le va a hacer, cosas del mercado) recomiendo city-data como foro de foros sobre ciudades estadounidenses. En castellano funciona mejor buscar webs ciudad por ciudad. Para Madrid me gusta especialmente La Cuchara. Para Barcelona recomiendo Barceloca.

Es todo. Si tenéis buenos enlaces de páginas donde buscar más información relativa a ambientes originales en los que inpirarse, no dudéis en pasarlas y las pondré aquí. Seguimos en conexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta con libertad, comenta con educación.